PUDDING DE CHÍA Y CACAO

Tribbiani kitche

Este pudding de chía y cacao, es una alternativa maravillosamente rica, para tomar un dulce cremoso de chocolate. Si eres de las/los que no le acaba de hacer mucha gracia la textura del aguacate, pero te mueres de ganas por probar algo chocolateado, cremoso y saludable, este pudding está hecho para ti.

Me apasionan todas estas versiones dulces saludables, hacerlas yo misma en casa, decidir únicamente yo, los productos que le pongo, sin procesados, ni productos químicos, que ni sabes qué son, me resulta increíble y muy gratificante. Estoy totalmente enamorada de mi nueva manera de ver la alimentación y de que a D le encanten todas estas cosas. Realmente me llena el alma, no sabes cuanto! Y te animo a que pruebes estas alternativas, que te van a sorprender y encantar.

Tribbiani kitchen

Cómo podrás observar, este pudding está hecho con LECHE DE ALMENDRAS CASERA, es algo que puedes variar según tus gustos. La puedes hacer con horchata casera, con leche de avena, con la bebida vegetal que más te guste, pero siempre a poder ser casera, y si no sueles hacer bebidas vegetales en casa, cómpralas de la mejor calidad, sin nada de azúcares añadido, fíjate muy bien en las etiquetas al comprarlas, aun que por supuesto te animo a que prepares tu propia bebida vegetal, nunca más volverás a comprarlas! jajajaja

Pues dicho todo esto, vamos a por la receta.


PUDDING DE CHÍA Y CACAO

  • Cantidad: 2 raciones
  • Tiempo de preparación: 2o minutos remojo + 5 de preparación
  • Utensilios: Procesador de alimentos

Ingredientes:

  • 1 T de LECHE DE ALMENDRAS CASERA (o cualquier leche vegetal)
  • 2 C de chía
  • 3 Dátiles medjool
  • 2 C de cacao puro crudo
  • 1/2 c de vainilla
  • 1/8 c de canela (opcional)
  • 1 pizca de sal (opcional)

Topping:

  • Nibs de cacao
  • Láminas de coco seco
  • Nueces pecanas

Cómo topping, podéis elegir lo que más os guste.

Procedimiento:

  1. Pon las semillas de chía en remojo, junto con la leche vegetal, unos 2o minutos, esto hará que quede más cremoso y uniforme.
  2. Pon todos los ingredientes en el procesador de alimentos y tritura, hasta que quede una textura lisa y sedosa.
  3. Reparte en vasitos individuales.
  4. Reserva en la nevera, tapados con film transparente, para que no cojan sabores externos, durante una 1 hora.

Los puedes consumir inmediatamente después de prepararlos, pero si los dejas reposar, ganarán en firmeza.


También te puede interesar:

Tribbiani kitchen
Pudding de chía y fresas

Deja un comentario