HORCHATA CASERA

Tribbiani kitchen

Siempre me ha encantado la horchata artesana bien fresquita en verano (nada que ver con las industriales por supuesto!) y descubrir que, hacer horchata casera es tan fácil, me ha hecho la más feliz del mundo mundial 🙂 y está exactamente igual que las de horchaterías!

Y lo mejor de todo, que la puedes tomar sin nada de azúcar añadido!! La chufa de por sí es dulce, así que anímate y pruébala sin añadir ningún edulcorante, te sorprenderá su intensidad de sabor y cremosidad. Si aun así te parece poco dulce, opta por endulzar con agave o azúcar de coco, aunque te aconsejo, que poco a poco vayas prescindiendo de ellos en el día a día, y que en ocasiones especiales los utilices.

Tribbiani kitchen

Otra cosa que quería comentarte, es que tengas mucho cuidado con las trampas que nos pone la industria alimentaria. Como saben que cada vez más gente opta por llevar una alimentación más saludable, y reducir la ingesta de azúcares refinados, buscan triquiñuelas, para que creamos que sus productos son más saludables.

La semana pasada, precisamente, vi una horchata ecológica, con azúcar de caña, subrayado y en mayúsculas!! Esa es una de las triquiñuelas a las que me refiero, el azúcar blanco y el de caña, son prácticamente igual de poco saludables, aunque ellos saben que poniéndolo así, parece que sea más saludable, pero no lo es. Así que, si no tienes tiempo de hacer tu propia horchata, cómprala de la mejor calidad posible, y la que menos azúcar añadido lleve. Si es ecológica, perfecto, pero no dejes que te engañen y te cobren más porque ponga que lleva azúcar de caña pensando que es mejor.

Dicho todo esto, vamos a por la receta!


HORCHATA CASERA

  • Cantidad: 1 litro aprox.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos + 48 horas de remojo de la chufa
  • Utensilios: Un bote de cristal con tapa, procesador de alimentos o batidora y muselina o bolsa de filtrado

Ingredientes:

  • 250g de chufas naturales
  • 1l de agua filtrada
  • 3 C de agave (opcional)

Procedimiento:

  1. Con la ayuda de un colador, bajo el grifo, lava muy bien las chufas.
  2. Introdúcelas en un bote de cristal y cúbrelas de agua (unos 4 dedos por encima de ellas).
  3. Guarda el bote en la nevera, y déjalas en remojo unas 48 horas (cambia el agua del bote dos veces durante esas 48 horas).
  4. Cuela y lava las chufas bajo el grifo.
  5. Introdúcelas en el vaso del procesador de alimentos, junto con el agua y tritura a máxima potencia, durante 1 minuto.
  6. Encima de un bol, pon la muselina y vierte el líquido resultante.
  7. Con mucho cuidado de que no caiga pulpa de chufa en la horchata, estruja todo lo que puedas la muselina, para extraer el máximo de líquido posible.
  8. Guarda en la nevera la horchata en una botella de cristal con tapa, y consúmela antes de 24 horas.

Si ves que van a pasar 24 horas y no has consumido la horchata ( aunque creo que no se dará el caso por lo rica que está) 🙂 haz cubitos de hielo con ella, te servirán para hacer sorbetes y helados fantásticos.

Espero que te guste!

Besazos y cuídate!


También puede interesarte:

Tribbiani kitchen
Batido de chocolate y avellanas
Tribbiani kitchen
Leche de avena casera

Deja un comentario